Perfección (cinco)

  Créditos de la imagen pinchando aquí. Invierno, tras la tercera operación Gabriela se despierta tras la tercera operación. La enfermera inyecta los dos sueros, el azul y el naranja, como de costumbre. La paciente, con el cuerpo ahora completamente desentumecido, se levanta con elegantes movimientos de la cama. Mecánicamente la enfermera prepara la dosis…

Caso #87

De pronto lo noté. Era una sensación a la vez en la piel y en el estómago. Con el tiempo había aprendido a identificarla claramente. Es como sentir un olor familiar que inmediatamente trae recuerdos. Algo se había escapado y estaba allí. Tenía buen instinto para eso. Alholva me advirtió de que era algo grande esta…

Conhall (parte cuatro)

Partí enseguida a visitar a mi familia. Lo hice de incógnito, para ahorrarme muchos mareos. Cuando llegué nadie me esperaba. Mi familia se alegró mucho de verme. Varios de mis hermanos se habían casado y tenía nuevos sobrinos. Mi madre tenía la salud delicada. Se había convertido en una anciana frágil tras su último parto. …

Perfección (cuatro)

Invierno, tras la segunda operación. Gela despierta especialmente lúcida. Sabe que aún debe esperar otro día sin moverse. Pero siente tanta impaciencia que intenta bajar la vista e intuir el cuerpo bajo la sábana. Como respuesta al movimiento la máquina a la que está enchufada emite un zumbido. Gela siente el sedante corriendo por sus…

Perfección (tres)

Otoño, tras la primera operación. Gela ha pasado dos días sedada y uno más despierta pero sin moverse en la cama. 70 horas de reposo absoluto. Su primera operación del programa. Le han explicado el proceso completo varias veces, pero nunca logra recordar todo lo que iban a sustituir, remodelar o injertar. La enfermera inyecta…

Perfección (dos)

Unos meses después: – Francis no lo comprendo. Pero si yo me encuentro perfectamente, ¿para qué todo esto? Si sólo accedieran a retocarme un poco más, las cuatro cosillas que te he mencionado, ya estaría satisfecha. El doctor odia que los pacientes lo tuteen, y más aún que lo llamen por su diminutivo. Gela le…

Perfección (uno)

*Créditos de la imagen clicando. El despacho del doctor está lleno de espejos, las paredes mismas son espejos del suelo al techo. Allí dónde no hay espejo las superficies son brillantes, reflectantes y estériles. La superficie reflectante sólo se ve interrumpida por unos cuadros minimalistas que consisten en llamativos letreros que interrogan a los ocupantes…

Conhall (parte tres)

– Conhall, convoca en la sala de concilios a todos los maestros ahora mismo. >>Fue lo único que me dijo. Así lo hice. Se me ordenó esperar fuera hasta que fuese requerido. Fue una larga espera. Escuchaba discutir a los maestros y mi tensión iba en aumento. Para distraer mi mente practiqué ejercicios de concentración…