Perfección (tres)

Otoño, tras la primera operación. Gela ha pasado dos días sedada y uno más despierta pero sin moverse en la cama. 70 horas de reposo absoluto. Su primera operación del programa. Le han explicado el proceso completo varias veces, pero nunca logra recordar todo lo que iban a sustituir, remodelar o injertar. La enfermera inyecta…

Perfección (dos)

Unos meses después: – Francis no lo comprendo. Pero si yo me encuentro perfectamente, ¿para qué todo esto? Si sólo accedieran a retocarme un poco más, las cuatro cosillas que te he mencionado, ya estaría satisfecha. El doctor odia que los pacientes lo tuteen, y más aún que lo llamen por su diminutivo. Gela le…

Perfección (uno)

*Créditos de la imagen clicando. El despacho del doctor está lleno de espejos, las paredes mismas son espejos del suelo al techo. Allí dónde no hay espejo las superficies son brillantes, reflectantes y estériles. La superficie reflectante sólo se ve interrumpida por unos cuadros minimalistas que consisten en llamativos letreros que interrogan a los ocupantes…

Conhall (parte tres)

– Conhall, convoca en la sala de concilios a todos los maestros ahora mismo. >>Fue lo único que me dijo. Así lo hice. Se me ordenó esperar fuera hasta que fuese requerido. Fue una larga espera. Escuchaba discutir a los maestros y mi tensión iba en aumento. Para distraer mi mente practiqué ejercicios de concentración…

Conhall (parte dos)

Conhall continua con el relato, mientras Arturo escucha. Está concentrado en encontrar errores, discordancias en la historia que le cuenta el rubio. También en analizar si el hombre da muestras evidentes de ser un mentiroso patológico, o bien es coherente en su delirio. – Me asignaron un maestro druida, mi buen Gukai, de la tribu…

Conhall (parte uno)

Arturo entra en el bar en el que han quedado. Es un bar de camioneros a las afueras de la ciudad. Predomina un olor mezcla de fritanga, alcohol y tabaco con una cualidad oleosa que le permite pegarse a todas las superficies.  Cuando salga tendrá ese olor pegado a la ropa, a los cabellos, a…

Microcuento: Terror

No volveré a hacerlo No volveré a hacerlo No volveré a hacerlo Pero por favor, eso no…

Despedida

Cuando abre la puerta reconoce enseguida al hombre de la fotografía. El la realidad se le antoja más bajo de lo que aparenta en la instantánea. Quizás porque la edad ha encorvado sus hombros, al contrario que en la foto en la que aparece altivo, con una sonrisa radiante y con un sombrero alzado en…