Génesis, de Bernard Beckett.

He leído por ahí que Beckett está considerado un autor sencillo, incluso simplista. Es cierto que es un autor accesible, pero no por eso simple. Aborda con esta novela un tema de ciencia ficción de forma amena, ligera, que bien puede estar dirigido a jóvenes lectores. Podría ser un cuento largo, yo lo he devorado en una tarde. Pero las ideas que plantea no son en absolutos simples, ni desdeñables.

La novela presenta una de esas distopías (palabreja de moda): futuro post apocaliptico, sociedad refundada pretendidamente perfecta, y en este escenario una adolescente se enfrenta al examen más difícil. Si lo supera con éxito, entrará en la Academia, el mayor estamento de esta sociedad.

A través de la joven Anaximandro, de su exposición, vemos que ha sucedido en el mundo, cómo han llegado las cosas dónde están. Conocemos la historia de Adán y Arte. Sabemos de su tutor Pericles, al que Anax aprecia tanto… Imperceptiblemente llega el final que golpea.

Plantea dilemas sobre la vida, el tiempo, la muerte, la consciencia, el concepto de humanidad, todo ello con filosofía (al más puro estilo de los diálogos platónicos), humor, ternura y no sin cierta rabia de sus protagonistas. Han destacado un pasaje de la novela: “El mundo no pasa a través de mí. Se queda en mí. Yo estoy en él y él está en mí. Yo soy el medio a través del cual el universo se ha conocido a sí mismo. Soy eso que ninguna máquina podrá fabricar nunca. Soy el significado”. Yo personalmente me quedo con este: “Pero la Idea es un adversario digno; salta continuamente de una mente a otra, recreando cuanto toca”.

Recuerda a los clásicos de la ciencia ficción especulativa: Geroge Orwell,  Isaak Asimov, Orson Scott Card o Pierre Boulle (Inegables los guiños a El planeta de los simios).

Nada más se puede decir sin fastidiar el argumento, nada más lejos de mi intención. Aunque como a mí me gusta, es una novela que da que hablar. Os la recomiendo.

Sólo una pregunta (abstenerse los más puristas de leerla, para no fastidiar en absoluto la intriga): ¿Lo que al final siente Anax por Pericles es lo que Adán sintió por Arte?

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. eduard dice:

    He oído hablar del tipo a consecuencia de su libro, el cual, con el famoso boca boca ha conseguido publicar en una buena lista de paises.
    Algo tendrá, es evidente. Si me lo cruzo lo compraré.

  2. fanou dice:

    No sé si será de tu estilo. Diría que el tuyo es más de novela negra, violenta, dura, sucia…

  3. eduard dice:

    Para nada. Yo leo todo. Japoneses locos, tomos rusos de 10.000 páginas, poesía árabe, de ficción, los clásicos cuando no quiero decepciones,best sellers, comerciales, etc. No suelo llevar libros cuando viajo, prefiero leer lo que encuentro por el camino, tampoco soy de releer, hay demasiados, y años atrás, los encuadernaba con papel de periódico para no dejarme llevar por la calidad de los autores.
    A veces, como es el caso, encuentras más literatura en novel que en profesional. Un escritor desconocido puede sorprenderte más que un planeta (Estos no los leo)
    Ya ves que fácil lo tienes para regalarme un libro.
    Una abraçada

  4. fanou dice:

    Definición en una frase orientativa: cuento de ciencia ficción filosófica distópica ligera, tributo a los clásicos, lector joven-adulto.
    Personalmente me ha gustado mucho. Lo único que me parece discutible, que no es responsabilidad del autor, es el precio del tomo.

    Viva la revolución!

  5. baltz dice:

    Es un libro para leerlo en dos tardes, la verdad es que es un libro que invita a leerlo en cualquier momento y a releerlo una vez finalizado . Lo recomiendo por su sencillez y también por su complejidad, esto es, no es necesario detenerse a entender los diálogos filosóficos para entretenerte e imaginarte la historia del futuro, aunque la esencia de la lectura se concentre en los diálogos entre Adán y Arte.

  6. aitor dice:

    creo que noes el mismo sentimiento aunque existen similitudes.Pero se diferencian en que Adán acaba con una sonrisa triunfante ya que el sabía que mor´ría pero su conciencia reflejada en arte quedaría para toda la historia.
    En cambio anax siente total traición porque Pericles es alguien en el que siempre ha confiado y es quien le traiciona

  7. Airam dice:

    Tampoco yo estoy de acuerdo en que sean el mismo sentimiento. De lo que sí estoy convencida es de que Anax siente una profunda admiración y casi enamoramiento del protagonista Adán porque representa todo lo que ella nunca podrá llegar a ser: libre de sus actos, dejarse llevar por sus emociones, por su corazón, protagonista de su vida, marcar una historia…ser diferente y único!

  8. Kimbo dice:

    Buen cronopio para pasar el rato. En cuanto a la analogía psico-temporal que planteas, es más que nada un continuismo histórico; es decir, que el tercer eslabón, que se supone son ellos, tiende a cometer el mismo error que el segundo. Esto bien puede intuir que, de hecho, Arte siempre estuvo equivocado. Ellos no piensan ni son conscientes, simplemente quisieron mecanizar el pensamiento. Y ahí está el resultado: los mismos métodos, la misma “paz” controlada, la misma indiferencia social de ahora, sólo que con una fachada simiesca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s