El truco de la bala

Hace un tiempo hicieron una buena película de un libro genial: El Prestigio (el libro es de Christopher Priest). La peli, más que el libro por desgracia, levanto curiosidad tanto en el cine, como en la literatura, por los magos. Estrenaron un par de películas con magos de por medio, y si ibas a las librerías había un rincón oportunista de libros con magos o magia recuperados o de nueva hornada, tratando de aunar en si mismos magos y formula best-seller.
Me dio mucha rabia, así soy yo, y me propuse firmemente no comprar ningún título que tratase de engancharse al tirón de los magos a cargo de Priest, porque el señor Priest me parece un maestro y sin duda las tentativas comerciales y oportunistas del momento iban a decepcionarme.
Pasado y olvidado ya el tirón, cuando casi todos los títulos con ilusionistas y sus trucos han desaparecido de las estanterías en mi librería habitual me topo con este: El truco de la bala. Por la portada (clica en ella para más detalles) tuve que detenerme a hojearlo.
Tras leer la sinopsis sentí curiosidad, la curiosidad que viene justo antes del flechazo y la compra compulsiva. Lo cogí y ya no lo solté.
Pero me alegro, porque el libro es muy bueno. Me ha hecho descubrir a Louise Welsh, y ahora voy a la caza de otros libros de esta escritora escocesa.

El libro habla del espectáculo en general, de coristas y bailarinas, de hombres honrados y de hombres despiadados, habla de ciudades como Glasgow, Londres o Berlín… y también de un joven mago, un hombre soñador, con vicios perniciosos y que se junta con las compañías equivocadas, que ha perdido la fe en si mismo y que se acerca peligrosamente a los problemas. La escritora logra que nos encariñemos con este perdedor adorable, despierta el reflejo de advertirle que anda mal encaminado y de desear que logre redimirse. Consigue que le acompañemos, que seamos él mismo cuando se mira a si mismo, desde fuera.

Bueno, el resumen es que os recomiendo mucho el libro y también a la escritora Louise Welsh. Y hablando sobre la portada, igualmente os recomiendo la fotografía de Luther Gerlach.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Poio dice:

    Tanto para leer y tan poco tiempo para hacerlo 😦

    sevemos

  2. La película no la he visto, y el libro, la verdad, lo tengo aparcado. Me encantó el arranque, pero encontré anticlimático el corte entre la segunda y la tercera parte (creo, podría ser entre la primera y la segunda, ahora no recuerdo). Sé que remontará y en conjunto será una maravilla, pero me da una pereza…

  3. fanou dice:

    Hablas de el Prestigio, ¿verdad?
    Supongo que hablas del cambio en el que el narrador deja de ser el diario de uno de los magos y pasa a ser el otro (no quiero confundir los nombres). Para mí el libro empieza aquí. Es cuando ves que el narrador no es absoluto, sino intencionadamente subjetivo, sesgado y mentiroso. Cada uno de los dos magos lo son, pero el primer narrador es el que más: te ha estado colando una mentira, una ilusión, y ahora lo vas a descubrir. Pero ya no podrás creer en lo que te dice ninguno de los dos. Sólo tenías que seguir un poco más y ya no te habrías podido desenganchar.
    Para mí, personalmente, lo que carece de interés es la historia “contemporánea”: el chico que comienza a investigar sus antepasados. No es que esté mal, es eficaz para atrapar al lector contemporáneo, y te introduce de una forma lógica en las indagaciones sobre esos dos grandes enemigos.
    Dale una oportunidad al libro, es una buena lectura para las vacaciones de verano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s