La Mitificación.

Se coge un personaje real.

Obviamos lo vergonzoso, lo borramos, como si no hubiese existido.

Cogemos lo bueno, lo hermoso, lo honorable, lo popular y lo adornamos con bellasskazki.gif florituras, lo ensalzamos, lo magnificamos.

Cogemos lo triste y lo doloroso y lo trasformamos en un desafío al héroe, en un reto superado, en un relato con moralina, al fin, en un modelo a imitar.

El personaje real deja de ser real y ya sólo es personaje: nace el Mito.

Si el mito es bueno y necesario se perpetúa. Se va perdiendo el rastro de sus orígenes.

Cambia de nombre, de imagen, se adapta a los tiempos y a los lugares.

El mito se transforma en leyenda. Comienza una etapa en la que el personaje se devora a sí mismo una y otra vez, hasta que se consume.

Luego pasa a la oscuridad y el olvido graduales. Hasta que al fin un mito cae, una leyenda muere, un historia mil veces contada desaparece.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Mna dice:

    El Mito purifica. El Mito perfecciona.
    El Mito vuelve al héroe falso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s