Hierro 3 o como devenir en fantasma.

No sé que tiene el cine coreano que me encanta, y no solamente las películas de miedito con fantasmas (no os dejéis engañar por el título del post). El otro día mis hábitos nocturnos me llevaron a ver escenas de una película, ya empezada, que emitían a horas intempestivas. La película, aunque entonces no lo sabía, era Hierro 3 (Bin-jip es el título original, que significa hogares vacíos). Sólo ver unas pocas escenas fue suficiente para saber que tenía que ver aquella película. Y no fallé con mi intuición, la película me encantó.

El protagonista, un chico joven cuya única posesión en la vida es una moto y una caja de ganzúas, pone en práctica un original método para localizar casas eventualmente vacías: pega unos carteles de publicidad sobre el paño de la cerradura. Pasado un tiempo, aquellas puertas de las que no han quitado la publicidad delatan qué casas están deshabitadas. El joven las asalta y se asegura de que están realmente vacías: escucha el contestador, en el que los educados propietarios (un detalle de filosofía oriental) han dejado un mensaje avisando que están fuera. Habita en estas casas por un día, máximo dos, se cocina, se ducha, incluso coge cosas que necesita para él mismo. Pero da algo a cambio: lava la ropa sucia que se encuentra, riega las plantas, limpia la casa, arregla electrodomésticos averiados y en ocasiones se permite “mejorar” en algún detalle aquella casa que cuida forzosamente (es memorable la escena en la que arregla una pistolita de juguete averiada…).

Es un joven invisible, que no deja apenas huella en el mundo de su existencia, que practica una filosofía de vida única. En su viaje encontrará a una dama en su castillo encerrada. Ambos reconocerán un igual en el otro y emprenderan viaje juntos. Pero el mundo no se lo va a poner tal fácil. La peli tiene cierto grado de violencia contenida, nada extraño contando que el director del film es Kim Ki-Duk. El hierro 3 es un palo de golf raramente utilizado que Tae-Suk, el protagonista, roba y usa de formas varias (o recibe su uso). En el film Tae-Suk aprende a ser un auténtico y completo fantasma. Es una película muy visual, con escenas de una gran sensibilidad, junto a otras de una violencia horrible, sobre todo por lo injusto y lo innecesario de la misma.

Notareis que son fantasmas silenciosos: él no habla en todo el film y ella sólo dice “te quiero” y “a desayunar”, todo un mérito visto el resultado. Os la recomiendo sinceramente.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mna dice:

    Que bonito. Quiero ver esa película, suena interesante.

  2. Akiko dice:

    Suena muy bien. Lo visual es lo mío. ¿Sabés? hay una película no recuerdo si china o coreana, pero creo que es la primera, que se llama “Hotel tiempos felices”. No tiene relación alguna con la película que has mencionado (creo yo), pero me he acordado. No tiene contenidos de violencia ni nada, debo admitir que llega a tornarse aburrida, pero cuando la vi me gustó mucho. Trata de una chica ciega a la que la madre viuda no quiere. La madre estaba comprometida con un hombre que decía tener un hotel pero era pobre. La madre le dice que él debe encargarse de la chica, y así empienzan ambos a tratar de salir con todo adelante. Es bonita. Hace como 5 años que no la veo.
    A cambio de tu recomendación, yo te recomiendo esa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s