El Violinista

(El siguiente cuento es un cuento de navidad. Es de una serie vieja de cuentos. Espero que os guste. A mí me ha gustado más ahora, al revisitarlo.)

Las notas suaves de un violín resonaban en una calle del centro de la cuidad, flotaban con la brisa de otoño que empezaba a ser fría de nuevo, era extraño oír alto tan agradable y dulce en el corazón gris de la cuidad. Era uno de esos músicos de la calle, uno que quizá había sacrificado todo por su música, reduciendo sus pertenencias a su violín con su vieja funda postrada abierta frente a él, y un viejo y elegante sombrero. La juventud hacía tiempo que lo había abandonado. Llevaba un traje de chaqueta y corbata oscuro, con camisa blanca, todo gastado, viejo y arrugado, pero extrañamente limpio, con un impecable nudo en la corbata deslucida, fina y oscura, y vestigios de la raya del pantalón al estilo del más tradicional sastre.
Absolutamente inmerso en su música, se balanceaba suavemente, parado en un lugar medio protegido del frío, rodeado de gente que pasaba junto a él sin prestarle atención, cargados de bolsas y conversaciones banales, con ropas informales mucho más ricas y abrigadas.
Tocaba una pieza de música clásica, no muy conocida, algo ni triste ni alegre, pero cargado de melancolía y ejecutado con absoluta perfección. Las notas se desprendían perezosas, lentas, casi sensuales del violín y descendían hasta el empedrado del suelo alrededor del violinista, esperando a que el viento las arrastrase hasta una ventana, o las colase por el resquicio de la puerta de algún comercio.

La joven lo vio y se quedó maravillada, por la música y por el hombre y su extraño aspecto. El violinista no alzó la vista, ni si quiera se percato de la presencia de la joven, o si lo hizo la ignoro, ella echó en la funda todo lo que llevaba encima: ojalá siguiese siempre tocando cosas tan bellas, ojalá ella pudiese escucharlas para siempre, suspendida en ese momento mágico, ¿Era la melodía que el flautista de Hamelín utilizo para embrujar a los niños?.
Sus amigas la apremiaron, sintió vergüenza de estar allí parada escuchando, de haberle echado todo su dinero en el sombrero ¿por qué sentía vergüenza? Sus amigas probablemente pensarían que era una tonta. Realmente le gustaba, y lo escucho a hurtadillas mientras se alejaba. Quizá lo que le avergonzaba era que el hecho de sintiese tan cerca, tan familiar al violinista, de haber querido llamar su atención, incluso hablarle.

Volvió al día siguiente, sola, con monedas, para escuchar, pero el violinista ya no estaba. Quizá, quiso creer, lo había escuchado algún entendido y lo contrató de inmediato para su orquesta, para que tocase en el mejor teatro de la ciudad.
Pasaba a menudo por allí, y durante algún tiempo espero volver a verlo, pero no lo volvió a ver nunca más.
Luego lo olvidó para siempre.

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Yani. dice:

    Precioso el cuento, es el primero que leo entero pero sin duda no será el último. Felicitaciones por tu blog, está genial. Un saludo y hasta pronto!!

  2. Poio dice:

    que lastima que no hubo ninguna conversacio… que le habría preguntando la joven??? y le habría respondido algo el violinista o hubiese seguido abstraido en su musica???

    por que todos tus cuentos me dejan pensando???

    ay, al musica… cuando toca el alma lamentablemente es por un instante nomas… despues es solo musica.

    sevemos

  3. charlesblake dice:

    Todas las caras miraban incrédulas el suave artificio y prudencia, en la melodía espesa, en el ambiente asfixiado. En la demacrada cara del ejecutor. Y el bello roce de sus manos, el piano. Que marcaba de efímera sustancia el ambiente. Cual el suave roce de los ángeles las arpas. Sus manos. Bellas. Únicas. Ejecutaron el final. Y fue el último final. Sin que nadie se percatara.

  4. fanou dice:

    Yani: gracias y adelante, esta es también tu casa.

    Poio: Escribí este cuento con un fin y hay en él un par de intencionalidades encubiertas, deslizadas discretamente en el texto.

    charlesblake: Que bonitas palabras, mucho más que mi sencillo cuento.
    A veces percibimos que llega el fin tan claramente como entendemos que es inevitable…

  5. Poio dice:

    intencionalidades que nunca voy a descubrir, por cierto… pero bue, ya sabemos lo corta que es mi inteligencia 😛

    igual el cuento sigue estando buenismo 😀

    sevemos

  6. Mna dice:

    Hermoso.”Luego lo olvidó para siempre”.Así se resumen muchas cosas que pudieron haber sido importantes.

  7. Ezequiel dice:

    Me encanto. Deja melancolia y mucho que imaginarse. Y quiza a alguien le pase como a mi de recordar a personas con las que quedaron fascinados y que les hubiese gustado conocer, pero no tuvieron oportunidad. Tambien me gusto la forma en que describe al musico: “Absolutamente inmerso en su música”, lo que es muy cierto, desde hace 4 meses que toco el violin y es impresionante la forma en que me llena, me hace sentir completo y me aleja totalmente de la realidad hasta lo mas profundo de mi mismo.

  8. fanou dice:

    Gracias a todos.
    Prometo volver. En realidad es inevitable, no puedo evitar escribir. Cuando estoy una temporada en la que no dedico tiempo a mis historias, al echar la vista sobre ellas me doy cuenta de cuanto las necesito y de cuan feliz me hacen. Es una suerte que eso no sólo resulte grato para mí. Da un poco de sentido a mi vida.
    Espero volver a veros por aquí en el futuro.

  9. Poio dice:

    te esperamos ansiosos… en serio. yo que tampoco estoy escribiendo (salvo una o dos paginas los fines de semana) extraño un poco las historias. sobre todos las buenas, como las tuyas. descansa, recuperate y volve con todo.

    sevemos

  10. Eliseo dice:

    Nada puede ser olvidado para siempre

  11. Rochonf dice:

    Sólo deberían ir al cielo o al infierno aquellos que escriben y aquellos que leen cuentos. La realidad sólo debería ser de aquellos que la crean en papel con sus palabras y sus ideas. El infierno sería algo tan sencillo como quedar fuera de un cuento. Nada más horrible que permanecer condenado así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s