Un libro dos veces malo

Si estás ante la diatriba de elegir un libro nuevo, de un autor desconocido, si por casualidad ese libro es de Alain de Botton, no has leído nada de él y éste llama tu atención… Mi consejo es que lo apartes de ti, te alejes y no vuelvas a pensar jamás en ese libro ni en ese autor.

Tengo en mi poder un libro llamado Cómo cambiar tu vida con Proust de Alain de Botton, que es francamente malo, al menos en mi opinión.
Pero no me juzguen mal, conozcan la historia de como llega a tus manos un libro doblemente malo:

Cierta jovencita conoció en el pasado a un hombre, no diré aquí sus nombres, no son importantes. Él era un hombre lleno de complejos, el más acomplejado hombre que la jovencita hubiera conocido jamás. En ese sentido era fascinante. Tenía la capacidad de sorprender, siempre, sin pretenderlo. Sus explicaciones sobre el mundo interesaban a la joven porque no las entendía, no entendía su lógica.
El hombre era un artista. Al menos lo pretendía. Había estudiado arte, había llevado una vida bohemia en busca de la inspiración, había experimentado en diversos campos y con diversas técnicas. Pero no tenía talento. Él mismo era consciente de que sus esfuerzos eran vanos.
Si uno se pregunta por qué le interesaba aquel hombre a la jovencita, podría contestaros con las mil historias ella obtuvo de él. Historias curiosas, extrañas, alienantes y con el aliciente de ser reales. Pero nunca debes fiarte de un hombre que te dice: ven a mi estudio, te dibujaré.

Así la joven se encontró un día muy colgada: lejos de casa, sin dinero para volver y con un libro que no era suyo. Al menos el libro valdrá por el viaje en taxi, pensó la joven.

Un día, de mejor humor se dispuso a leer el libro. No había avanzado mucho cuando el libro comenzó a revelar su auténtica naturaleza: Es un jodido libro de autoayuda enmascarado. Usan la literatura y la vida de Proust para componer un patético libro de autoayuda. Cómo no lo había sospechado con ese título!? Estaba indignada, pero avanzó un poco más y aún tuvo una impresión peor: que tufillo machista tenía el autor. Finalmente cuando comenzó a hablar de cuales eran las lecturas típicas de una mujer (revista clara) y cuales las de un hombre (literatura seria), cuando comenzó a charlar de su vida en un tono familiar y a poner a su queridisima novia como medida universal de las mujeres, la joven no pudo seguir con el libro, porque le enervaba. Condenó aquel libro y a su autor al ostracismo.
El autor siguió, felizmente, fabricando best-sellers.

Si alguna vez alguien hace una pira con libros, éste irá seguro a la hoguera. Cuando al mudarme doné libros a la biblioteca, no lo llevé por vergüenza.
Hace mucho que comencé a leer el libro y puede que mi opinión estuviese marcada por mi juventud y por cierta incapacidad para comprender al autor (tal vez usaba un tono irónico que me pasó desapercibido y que cambiaba el sentido de sus afirmaciones). Puede que la forma de conseguirlo influyese negativamente en la lectura. En todo caso mi consejo es que no os gasteis el dinero que piden por los libros de A. de Bottom (encima son bien caros).

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Woswis dice:

    Alain de Botton, como bien lo has calao, es peor que un Bucay o un Dressel, ya que esconde su mierda bajo esa capa de seriedad filosófica de la que hablas. Lamentablemente estos abortos literarios estan a la orden del día y son legión…

  2. Javi dice:

    Libros de autoayuda, no, si al final los nazis y sus piras ardientes de libros tenían su razón de ser… En cuanto a lo de “ven a mi estudio, te dibujaré”, me recuerda en cierto modo a “El Bello Verano” de Cesare Pavese, pequeña novelita, ésta sí, Literatura con Mayúsculas que te recomiendo dos veces y todas las que quieras. Encarecidísimamente.

    Un saludo.

  3. Julio Irles dice:

    Está claro que Monsieur de Botton ha hecho caso omiso del sabio consejo que un día diera mi admirado Onetti a todos sus colegas: “No olviden nunca que la mejor amiga de un escritor es la papelera”.

  4. Poio dice:

    debe ser algo asi como Paulo Cohelo… algunos piensan que hace literatura.

  5. lara dice:

    Me gustaría saber si hay más libros malos, pues me encargo de la sección de literatura de la radio municipal y me gustaría saber más.
    gracias.

  6. fanou dice:

    Hola Lara,
    Que a mí me parezca malo Alain de Botton es subjetivo. No tengo formación ni criterio suficientes como para sentar cátedra respecto a la calidad de un libro. Simplemente doy mi opinión.

    Es muy difícil decir si un libro es bueno o malo. Ejemplo: hay mucha gente a la que le encanta El Código Da Vinci de Dan Brown, es un superventas. Mucha gente lo recomendaría sin dudar. Uno puede pensar que es un buen libro.
    Sin embargo algunos, entre los que me encuentro, creemos que es un libro un poco abominable.

    No sé qué necesitas realmente. Mi consejo es que busques gente que tenga gustos afines a ti y sigas sus recomendaciones para leer, para encontrar libros que recomendar. Para censurar algunos sigue tu propio corazón, y razona tus motivos. Así quedará claro: no es que el libro sea bueno o malo, es que a ti no te gusta.

    Es muy problemático hablar de “libros malos”. Es mejor hablar de libros buenos. Aunque este no sea el mejor ejemplo, diré en mi descargo que mucho más a menudo hablo de libros que me encantan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s