Apocalipsis según Timeo VI: Punto de Inflexión

Anteriormente:

Apocalipsis según Timeo I
Apocalipsis según Timeo II
Apocalipsis según Timeo III
Apocalipsis según Timeo IV
Apocalipsis según Timeo V

###

”> La velada siguiente Timeo llegó puntual al lugar en el que habían quedado, intrigado por la naturaleza de los documentos que debería escribir. Jesús había elegido un paraje algo alejado del pueblo, para tener intimidad. Era un jardín salvaje, próximo al mar, desde el que se escuchaban las olas. Él ya estaba allí.
Se acomodaron. Timeo dispuesto a escribir, había traído unos cuantos pergaminos, un botecito de tinta aguada y una pluma muy vistosa, la más impresionante de las que tenía. Jesús echó un vistazo a los útiles mientras caminaba alrededor de Timeo, preparándose para empezar. Carraspeó:

– Yo, Jesucristo, hijo de Dios, nací en… -se interrumpió- ¿qué sucede? ¿por qué no escribes?
Timeo tenía la cara descompuesta en una mueca de sorpresa -Ese era el trato, tu escribes lo que yo dicto- dijo Jesús molesto. Volvió a carraspear y comenzar.

– Yo, Jesucristo, hijo de… -Jesús dictaba mientras adivinaba los pensamientos del escribano. Timeo pensaba que aquel hombre estaba totalmente loco- Vamos, escribe. Mientras recibas tu pago, ¿qué más te da lo que sea que te dicto!?

Timeo agachó la cabeza y comenzó a escribir mientras cavilaba, sobre si le había hablado a alguien de dónde habían ido y con qué propósito. Si aquel hombre le mataba allí mismo nadie lo iba a encontrar en mucho tiempo, a no ser que supiesen dónde estaba exactamente ¿Se lo había comentado a Noona? Tampoco era probable que encontrasen al culpable, no estaba seguro de que nadie hubiese le hubiese visto con el hombre ¿De dónde había salido aquel hombre? No cabía duda de que estaba loco ¿Sería violento?,¿peligroso? Iba a morir en aquel lugar solitario. No volvería a ver a Tanit. ¿Por qué sentía aquel miedo tan profundo, instintivo…
Timeo sintió el curso de sus pensamientos bruscamente interrumpido. Jesús había dejado de dictar y le miraba fijamente a los ojos.

– Yo no mato a nadie- estaba ofendido-. Quieres hacer el favor de calmarte y concentrarte en el dictado, tus pensamientos me distraen.

Timeo estaba muerto de miedo. Trató de concentrarse en las letras y no pensar en nada más. Tanto empeño puso en mirarlas que al final le parecía que se movían, como hormiguitas negras. Estaba apretando tanto la pluma por el miedo que el exceso de tinta estaba emborronándolo todo.

– Así no hay manera- Jesús temió que aquel también se volviese loco. Al parecer la manifestación de la divinidad no era bien tolerada por todos-. Para que veas que soy de fiar voy a dejar que te marches. Esta noche llegará una caravana del este. Viene a pasar la noche y reposar. Un hombre de la caravana traerá un paquete para ti, sin remitente conocido. Es mi primer pago. Eres libre de decidir si vuelves, si mañana no estás aquí a la hora acordada entenderé que el trato está roto. – Jesús comenzó a caminar por entre la espesura y a Timeo le dio la impresión de que desaparecía. Pero no se fijó mucho, recogió apresuradamente y se marchó.

.

A media noche un hombre de la caravana se acercó a la casa de Melkart y preguntó por Timeo. Timeo había pasado la tarde encerrado en su habitación, enfermo. Le llevaron el paquete: era un cofrecito con varios rollos de papiro, tres cálamos de excelente calidad y un bote grande de tinta espesa y negra como Timeo no había visto nunca en su vida.

Jesús por su parte deseaba que Timeo volviese. No le quedaba mucho tiempo antes de que fuese reclamada su presencia.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Julio Irles dice:

    Tendré que biengastar unas horillas para leerme enterito este interesante blog… Enhorabuena!

  2. Poio dice:

    pobre Jesus… estara gastando polvora en chimangos??? muy bueno, como siempre. saludos.

  3. Julio Irles dice:

    Ya me he leído casi la mitad de tus textos. Te considero una excelente escritora.

    Posdata desesperada. ¿Podrías ayudarme a salir de este diabólico laberinto? Ya sabes, unos cuantos consejitos prácticos para bien organizarme… Gracias anticipadas.

  4. fanou dice:

    Gracias Julio, no tan excelente, pero intento mejorar.
    Lo de la ayuda, por supuesto, en lo que pueda.

  5. Augusto dice:

    si ocurrio de esta forma, sera la humanidad de hoy la mentira mas grande contada por alguna civilizacion, confio en los grandes hombres de tiempos otros, el futuro pudo ser diferente, pero no todo puede estar perdido, mientras tengamos luz, se puede ver la esperanza.

    saludos un buscador de la verdad

  6. fanou dice:

    No, no sucedió así. Al menos mis historias no están basadas en ninguna realidad, ni hecho histórico. Es puramente ficción.
    Augusto opino que la esperanza es cosa de cada uno. La esperanza está en ti, si tú tienes esperanza, habrá esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s