Cuentos del Tarot: El Loco

le-mat.jpg

La peste se extendía sin piedad por toda Europa. Las ciudades parecían estar especialmente malditas. Cuando la peste aparecía se adueñaba de la ciudad rápidamente. La sumía en el caos y en la barbarie. Mataba a la mayoría de la población. Morían los pobres y los ricos. Morían los panaderos, los artesanos, los médicos, los curas, los guardias armados… El que sobrevivía a la peste, malvivía, a veces moría de otra cosa: asesinado, de hambre, de pena…
Pocos reparaban en el loco cuando llegaba, harapiento y delgado. Menos aún lo veían marcharse. Pero alguien debió verlo llegar y partir, y sobrevivió para contar la historia.
El loco era un hombre misterioso. O tal vez era otra cosa que tomaba la forma de un hombre. Llegaba por el lado este, caminando ayudado por un bastón que apenas apoyaba en la tierra, con la única compañía de un chucho negro enorme y mugriento que no se despegaba de sus piernas. Era joven, muy delgado y blanquecino. Íba sin afeitar y su barba parecía una perilla rala. En el extremo de otro bastón más corto, que en realidad era una cuchara de palo, colgaba un hatillo mugriento. Llevaba un sombrero grande con cascabeles, y los ropajes, viejos y raídos, habían sido de colores chillones y de corte noble. Casi nadie reparaba en la extraña pareja, el joven y el perro. Pero si uno se fijaba podía ver algunos detalles extraños: la carne que se entreveía por los rotos en la ropa era azulada, el palo hollaba la tierra y marchitaba todo lo que tocaba, no tenían sombra y el perro tenía una mirada extraña, impropia de un perro.
El joven llegaba a la plaza del pueblo en día de mercado. Dejaba el bastón clavado en el suelo y se acuclillaba, mientras el perro le guardaba las espaldas. Entones abría el hatillo, lo extendía sobre la tierra y exponía su mercancía. Su mercancía era la peste y comerciaba almas con la muerte, dicen las malas lenguas que para saldar una deuda. Cuando terminaba plegaba su hatillo y partía como había llegado, pero por el oeste, para continuar su camino.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Eduardo y Vane dice:

    Enhorabuena ! Eres una artista, nos encantan tus historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s