Rencor

Todos los sueños y promesas rotos son cadáveres abandonados en las calles de mi interior.
Sus efluvios corruptos envenenan mi sangre.
Cada uno tiene una historia de asesinato cruel y violenta detrás.
Los deseos de venganza de sus espíritus estiran de mí como de los hilos de una marioneta.
Sus voces me susurran venganzas sóriddas e imposibles.
Mancillaron a la Niña-Yo hasta transformarla en un pequeño monstruo, sin dueños, sin fe, sin límites, sin miedo, sin esperanza u horizonte. Llamaron a su obra Inocencia Arruinada.
Cada uno recuerda el nombre de su particular asesino, pero todos saben quien estaba detrás, urdiendo su muerte, aprovechando su caída.
Por eso todos se alían contra mí, me envenenan, me enloquecen…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s