The Host vs 20th Century Boys (parte dos)

Nota: He partido mi comentario (que amenazaba con ser un ladrillo) en dos para una más fácil lectura. Si no has leído la primera parte, pincha aquí.
Esta parte de mi comentario es la respuesta a un desafío. Tras ver la película, en una de esas tertulias en petit comite afirmé que la película me recordaba al cómic 20th Century Boys de Naoki Urasawa (excelente cómic, excelente mangaka). Toda opinión es válida, me dijeron, sobre todo si la maduras (o algo así, vaya). Pasen, lean y opinen. Yo trataré de convencerles.

20thB

The Host me recuerda a 20th Century Boys porque en ambos se relatan las aventuras de un grupo pequeño de héroes anti-sistema. Tanto la familia Park como la pandilla de Kenji son anti-heroes, personas comunes, más bien tirando a fracasados, los últimos de los que nadie esperaría un comportamiento valeroso, las últimas personas en las que nadie pensaría como salvadores. Sin buscarlo, se ven inmersos en una situación crucial para mucha gente: están en el lugar equivocado en el momento equivocado y una decisión trascendental queda enteramente en sus manos; reaccionan sorprendentemente, sacando lo mejor de ellos mismos, algo que ni ellos sospechaban tener dentro.
No son perfectos, sus habilidades son limitadas, sus armas no son las mejores, luchan contra gigantes de hierro. En ambos el motor de lucha es un monstruo que resulta ser lo menos importante: la mutación en The Host y el robot gigante en 20th Century Boys. En ambos hay un enemigo velado, malvado, que es en apariencia invencible: los americanos y ‘Amigo‘. Tanto Kenji y su pandilla, como Kang-du Park y su familia son vistos por la mayoría como los malos a pesar de que tratan de hacer lo correcto y salvar vidas, mientras que sus enemigos cuentan con la aprobación de ciudadanos y gobierno; en ambos casos esto responde a la manipulación de la mente colectiva mediante los medios de información y comunicación. Son perseguidos, han de huir y esconderse, están al margen de la ley y la lucha contra el sistema es mucho mayor que la lucha contra el propio objetivo.

Pero si nos ponemos quisquillosos, podríamos decir que hay otras similitudes: tango Kang-du como Kengi regentan negocios muy similares: una especie de supermercado familiar medio fracasado. Las armas son anticuadas y peculiares tanto en The Host como en 20th Century Boys (pensad no sólo en las armas de fuego). En ambas historias hay una niña que es parte trascendental de la historia, y en ambas esa niña ha sido abandonada por su madre. En ambas aparece un virus que proviene de la mano del enemigo. Ambos grupos se ven obligados a moverse bajo tierra. Tanto miembros de la pandilla de Kenji como de la familia Park son atrapados y deben escapar. En ambos aparecen doctores con ganas de trastear en el cerebro de la gente…

Ahí queda eso.

Links de interés:

Otro comentario de The Host.
Otro comentario sobre 20th Century Boys.
Naoki Urasawa en la wikipedia española.
Artículos de Planeta sobre 20th Century Boys uno y dos.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Xabaras dice:

    Vale, ahora SI me has convencido de que podías hacerlo y estoy de acuerdo con tu opinión. Tranquila no es un tostón, ya hablaremos de tostones otro día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s