El durmiente

El joven Athanasius estaba aquejado de una grave enfermedad. Descubrió en esas fechas cual era el mal que debió sufrir la bella durmiente: el mundo carecía de interés. Odiaba la idea de la vida tanto como la de la muerte. La durmiente debió encontrarse cansada de la vida prematuramente por algún motivo que, intuía, tenía que ver con tenerlo todo y no poder disfrutar de nada.

Athanasius podía echarse a dormir una tarde, dormir toda la noche, todo el día siguiente, toda la noche tras el día y al fin ser despertado a medio día del tercer día por su madre. A su madre le preocupaba que su hijo muriese de desnutrición mientras dormía, antes que de su propio mal. La extremada delgadez del joven justificaban esta obsesión. Eso y la imposibilidad de hacer nada sin inferir en el desesperado humor de su hijo. Acercaba una bandeja con viandas hasta el escritorio del joven y se sentaba a supervisar que comía algo. Él comía vestido aún con el pijama, sin llegar a despertar del todo. Sumido en un sopor que lo hacía seguir ausente, actuaba como un autómata, con los ojos empañados aún en sus secretos sueños o en sus oscuros pensamientos.

¿Dónde estaba ahora la alegría de la casa? ¿Dónde todos los amigos solícitos? ¿Dónde las jóvenes suspirantes y enamoradizas?

Athanasius fue un ser bendecido con muchos dones: belleza, elegancia, porte, elocuencia, carisma, valor. También con un regalo horrible: cierto don de pureza estéril. Incapaces de corromper su alma en un ataque frontal, tal vez los hados perversos del destino corrompían su cuerpo, para dejar su alma encharcada en un pútrido y pantanoso contenedor.

Pasaba largas temporadas durmiendo profundamente, sin apenas moverse, sin desvelarse ni agotar su sueño jamás. Esperaba que algo llegase para entretenerle y romper su monotonía: alegría, dolor o algún sentimiento. Ya no recordaba nada más que el sopor…

No hay caballero andante para Athanasius, el único caballero yace dormido en su interior, o tal vez ya está muerto.

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. angork dice:

    Grave es con “b” compañero

  2. fanou dice:

    Es con v, al menos para el sentido que quería darle. Ahora lo corrijo.
    Por cierto, soy compañera, en todo caso.

  3. annefatosme dice:

    La desgana de vivir, el hastío, que triste es esto. Tu relato me recuerda a ciertos adolescentes japoneses,deben de ser unos cuantos porque se habla mucho de ellos, que se niegan a salir de su cuarto durante años y no ven a nadie. Sin embargo este “mal de vivre”, siempre ha existido y como bien reseñas suele afectar a seres que lo tienen todo.

  4. Eliseo dice:

    ¡Buahh!¿dónde está el final? te lo has comido con patatas. Tenía que ser un final de perdices, de hadas madrinas, de ruecas o de enanos…
    ¡Buahh! te has comido el final.

  5. fanou dice:

    Anne, pretendía que tuviese toques victorianos antes que neo-tecnológicos, pero supongo que es válido para ambos casos.

    Elliseo, es verdad. Me he comido el final. Pero no es un final satisfactorio. El impasse es mucho más piadoso.

  6. eduard dice:

    Leo entre líneas una descripción sobre la depresión, de esas que no te levantas de la cama, de esas que ya no quieres querer.
    No es mal final dejarlo al libre albedrío del lector, es sugerente y entendible.
    En todo caso es tu blog, laboratorio literario de pruebas, descubrimientos, investigaciones y grandes ensayos.
    Cada uno en su casa pinta las paredes como le place, lo mismo aplicable a la bitácora de efímero.

    Un abrazo y cuídate mucho.
    Salut

  7. chrieseli dice:

    Entiendo tan bien a este Bello Durmiente. Tantas veces deseando sólo dormir, sólo navegar en sueños recurrentes y de los otros, para no luchar contra el hastío del día a día. Muy bien logrado mi querida Fanou. Victoriano y tecnológico, el sentimiento es universal, transversal, visceral y único del ser humano.
    Me mata la frase del final: “No hay caballero andante para Athanasius, el único caballero yace dormido en su interior, o tal vez ya está muerto”. Esperanza vana para esta no tan Bella que adoraría ser más Durmiente.
    Un abrazo y bienvenida de vuelta🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s