Tantas veces gritó que venía el lobo…

>>Estaba la pastorcilla en el campo cuidando las obejas. Se sentía sola y aburrida. Le habían enseñado que debía temer el lobo y que si éste venía, debía alertar inmediatamente al pueblo, para que saliesen con las armas y con fuego a espantar a los lobos. Si el lobo conseguía una presa, volvería una y otra vez para capturar otra. Así que la tentación le venció y comenzó a gritar:

-¡Socorro!, ¡El lobo! ¡El lobo!, ¡Qué viene el lobo!-

Al momento el pueblo entero salió corriendo, armado con escopetas y teas , hacia la muchacha, para espantar el lobo. La muchacha se miró divertida cómo todos venían hacia ella corriendo. Más cuando llegaron y le preguntaron dónde estaba el lobo, ella no supo que responder. Mintió, dijo que le había parecido verlo en el linde del bosque. Pero los rastreadores no vieron huellas ni rastro alguno del animal.
Todo quedó así. Parecía que la muchacha se había equivocado, pero todos en el pueblo estaban alerta. Sabían que el lobo podía aparecer en cualquier momento y era un animal peligroso.

Al día siguiente la joven volvió a quedarse sola. No podía dejar de pensar en cómo todos habían acudido corriendo con cara de sofoco al oír la palabra lobo. Así que al fin fue vencida por la tentación. De nuevo gritó:

-¡Auxilio!, ¡El lobo! ¡El lobo!, ¡Qué viene el lobo!-

De nuevo todo el pueblo se movilizó. Corrieron, dejándolo todo, hasta dónde estaba la joven y su rebaño, esperando verlo atacado por un enorme lobo. De nuevo era mentira y no encontraron rastro del lobo. Interrogaban a la joven, que aseguraba que creía haberlo visto, pero empezaban a no creerla.

Se preguntaba la muchacha, divertida, si caerían todos de nuevo en la trampa, y no pudo resistirse. Por tercera vez la joven dio el grito de alarma:

-¡Ayuda!, ¡El lobo! ¡El lobo!, ¡Qué viene el lobo!-

Acudieron de nuevo todos. Como esperaban, no había lobo. Ya ni si quiera preguntaron a la joven. La reprendieron por ser tan inprudente de dar una falsa alarma. La llamaron mentirosa y se marcharon todos muy enfadado.

Pero sucedió que poco después apareció el lobo de verdad. La muchacha con un susto de muerte dio el grito de alarma.

-¡A mí todos!, ¡El lobo! ¡El lobo!, ¡Qué viene el lobo!, ¡Qué el lobo ya está aquí!

Pero fue inútil. Todos los vecinos creyeron que mentía de nuevo y ninguno acudió al grito de auxilio.>>

Todos hemos escuchado el cuento. He leído varias versiones, unas que daban España como lugar de origen del cuento, otras el sur de Francia. En algunas, la pastora era un pastor y se llamaba Pascualín o Pedro. En unas la moraleja es por boca de los vecinos del pueblo, que regalan cada uno una obeja al pastor que ha perdido todo su rebaño, advirtiendo que es lo que le sucede a los mentirosos. En otras el lobo se come a la pastorcilla y el narrador es un tétrico consejero.
Pero como todo cuento que se precie es anónimo, del acervo popular, algo oscuro, y nos trae una moraleja sobre los mentirosos muy pía y ampliamente aplicable.

De todos los lobos de la literatura, el que más despierta mi interés es el hombre lobo. Estoy preparando un post en el que próximamente os hablaré sobre hombres-lobo.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. jhord dice:

    ese cuento es muy cruel y no deja nada a la imaginacion respecto al final de la joven.
    mi mama me lo contaba ¿tienes algun cuento sobre los genios que viven en las estrellas?
    una vez lei que en las estrellas viven genios, que cada estrella tiene un alma, y en eso se basa el hecho de pedir deseos.
    las estrellas fingen estar dormidas(para no cumplir los deseos) pero de vez en cuando necesitan ir a algun lugar, esperan que estemos distraidos y se transladan. tenemos que aprovechar esos momentos para decirles nuestros deseos (supongo que se refiere a las estrellas fugacez)
    -una cosa mas tenias(aqui en tu blog) un hechizo o canto para convertirse en hombre lobo, lo guarde pero se borro! creo que pertenecia a una tradicion rusa ¿podrias darmelo por favor?
    gracias. tu blog es muy bueno sigue adelante por tus fans! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s