Un Pequeño Juego

Imaginaos que de repente una mañana han desaparecido de la faz de la tierra todos los mensajes que incitan al consumismo.
Los grandes centros comerciales han desaparecido. Todos los carteles, la propaganda, los rótulos que anuncian cosas, los letreros de marcas en todos los objetos, la publicidad en todos los medios (radio, televisión, prensa) no están. Todos los objetos siguen existiendo igual, pero no hay marcas ni publicidad de estas marcas.
No hay carteles con desayunos de postal en la puerta de las cafeterías, no hay olor de palomitas en la entrada de los cines, no hay voces en el super aconsejándote comprar. No hay elaborados mensajes incitándote a consumir.

¿Que creéis que sucedería? ¿Cómo creéis que sería el mundo?

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Rochonf dice:

    El mundo sería un asquito. El consumidor pasaría a adoptar su otra faz, la de criticón. Los bares, sofás domésticos, espacios publicitarios, carteles, y las bocas de las gentes rebosarían críticas y cotilleos aberrantes sobre los famosillos. Las vergüenzas e intimidades se explotarían a cielo abierto bajo nuestra atenta observación. Las calumnias y las necedades serían la moneda de cambio del día a día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s